Montaje de tarima de nogal

En esta obra se quitó una tarima anterior de roble que estaba afectada por humedad y carcoma. Se sustituyó la tarima por tarima de nogal español de la zona de ávila (un nogal con las vetas muy oscuras y color chocolate profundo).

Tras sanear el pavimento se aplicaron dos capas de barrea anti humedad R410 de la marca Bona y se ha usado el sistema de dobles rastreles para crear una cámara de aire. Durante todo el proceso la humedad y la temperatura se controlaban con humidificador y bombona de gas. La tarima, de 18 cms de ancho está clavada con grapas de latón. El acabado, pulido con grano de 220, aceitado y encerado.

http://youtu.be/kaH7O_eg7rk

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba